UNA INVESTIGACIÓN DEMUESTRA…

QUE LOS CENTROS DE ENTRENAMIENTO NO REPRESENTAN RIESGO DE CONTAGIO POR COVID-19

¡LOS CENTROS DE ENTRENAMIENTO DEBEN PERMANECER ABIERTOS!

Se acaba de publicar el estudio SafeACTIVE, un estudio académico a gran escala realizado por el centro de investigación THINK Active de EuropeActive, junto con la Universidad Rey Juan Carlos y la universidad AWRC-Sheffield Hallam, cuyos datos preliminares revelan NIVELES EXTREMADAMENTE BAJOS DE RIESGO DE COVID-19 en gimnasios e instalaciones de ocio-deportivo. El estudio concluye que no existe una mayor amenaza de propagación del COVID-19 en las instalaciones deportivas.

Este estudio recoge datos de más de 62 millones de visitas desde el 25 de septiembre hasta la fecha, en instalaciones deportivas de Alemania, Polonia, Francia, España, Suecia, Bélgica, Países Bajos, Noruega, Suiza, Dinamarca, Luxemburgo, República Checa y Reino Unido.

La tasa media de contagio se sitúa en 0,78 por 100.000 visitas (incluyendo tanto clientes como personal de la instalación). Esto nos dice que los centros de Fitness/salud son entornos seguros.

Manteniendo una buena higiene y rutinas de distanciamiento social (medidas que han demostrado su eficacia y además no necesitan grandes recursos y son fáciles de aplicar), este estudio no mostró transmisión de virus o aumento en la enfermedad del COVID-19 relacionada con la apertura de gimnasios.

Desde Fisioentrena, queremos transmitir a nuestros usuarios tranquilidad y a la vez confianza en nuestra labor profesional  y en relación con el cumplimiento de medidas de prevención. Además, nuestro centro basa su trabajo en una filosofía de cercanía e individualización con el cliente en contraposición a la masificación y el trabajo grupal.

Necesitamos reforzar el mensaje de que el ejercicio físico es una parte fundamental  de la solución para ayudar a fortalecer y mejorar el funcionamiento inmunológico y así reducir el riesgo de enfermedad viral. Por desgracia, al hábito saludable no se le da la importancia que merece y no forma parte de la estrategia sanitaria de lucha contra la COVID-19.

Mantener los centros de entrenamiento abiertos y en pleno funcionamiento es fundamental para garantizar la salud y el bienestar de nuestra sociedad. En lugar de pensar en restringir el acceso a la población a este buen hábito, deberíamos reflexionar sobre cómo facilitar el mismo.

EL COVID-19 no puede interrumpir  un hábito de vida que tanto nos ha costado afianzar.

Esperamos que este mensaje ayude a eliminar el temor por asistir a las actividades, porque…

¡Ahora más que nunca, entrenamos, “pilateamos” y nos movemos para la vida!

Fuente: https://www.gymfactory.net/2020/10/07/estudio-safeactive-una-evaluacion-independiente-para-medir-el-riesgo-de-infeccion-por-covid-19-en-gimnasios/

UNA INVESTIGACIÓN DEMUESTRA…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.